El medio de comunicación especializado en las noticias de España

MÓNICA GARCÍA – LA VENTAJA DE MÁS MADRID

Elegida en la Comunidad de Madrid en las listas de Podemos en 2015, Mónica García puso una sola condición: solo ocupará un escaño si puede seguir ejerciendo su actividad de médico a media jornada. Y esto es lo que hace desde entonces con éxito. Elegida de nuevo en 2019, aspira a un tercer mandato este año.

Antes de ser elegida como diputada en la Asamblea de Madrid, Mónica García es anestesista y especialista en reanimación en el Hospital 12 de octubre de Madrid. La medicina es su vocación, a la cual no renunciaría por nada del mundo. De hecho, fue para defender al mundo hospitalario que entró por primera vez en la arena política en 2012.

Aquel año, el Partido Popular al frente de la comunidad de Madrid anunció la privatización de seis hospitales públicos y un recorte del 7% en el presupuesto sanitario. Al frente de la operación estaba Javier Fernández-Lasquetty, Ministro de Sanidad en aquel momento y ahora ministro de Economía en el gobierno Ayuso.

Defender el servicio publico

Mónica García asumió la causa como portavoz de la Asociación de Médicos Especialistas de Madrid. La movilización duró dos años y el personal sanitario finalmente ganaron. Lasquetty dimitió en 2014 mientras la operación permitía a Monica García forjar su personalidad política . Concretamente, defiende el servicio publico y denuncia la mala gestión de la Comunidad, que según ella, le ha llevado a enfrentarse al cuchillo y amenaza de la privatización

En 2017, Mónica García se conviertió en la coordinadora parlamentaria del grupo de Unidas Podemos en la Comunidad de Madriden sustitución de Marco Candela.

Durante un tiempo se pensó que estaría en las listas del partido de Iglesias para las elecciones de 2019. Sin embargo, se une a Íñigo Errejón Galván, otro cargo electo de Podemos del que era cercana, en su lista para el recién creado partido  Más Madrid. Fue reeligida.

En primera línea en el hospital y en la Asamblea

Los adversarios políticos de Mónica García la conocen por su franqueza. Los miembros del PP — uno de sus principales objetivos — la llaman « la pistolera » desde que imitó con sus dedos una arma de fuego en la Asamblea, un gesto dirigido a la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso.

Como anestesista, estuvo en primera línea combatiendo a la pandemia de Covid-19. Su conocimiento de los expedientes médicos le permitió enfrentar a los directivos y sus contradicciones, especialmente a Isabel Díaz Ayuso. Mónica García se enfrenta regularmente a ella por su política de gestión de la crisis sanitaria.

Una cabeza de lista prometedora para Más Madrid

Para las elecciones anticipadas de 2021, organizadas tras de la ruptura de la coalición PP-Cs, Mónica García es esta vez cabeza de lista para Más Madrid. Gracias a su lograda construcción como nueva figura, el partido creado dos años antes podría convertirse en la tercera fuerza política de la Comunidad. De ser una figura política descomocida para la mayoría de los madrileños, Mónica García se ha convertido en una figura a veces más popular que algunos lideres políticos de la región. De hecho, una encuesta del CIS le da la mayor popularidad entre los votantes de Podemos… y por delante de Pablo Iglesias.

Mónica García también causó buena impresión durante el debate organizado por Telemadrid. Vestida de rojo y blanco —los colores de Madrid— comenzó presentándose por lo que representaba para la ciudad, una médica y madre de tres hijos, antes de atacar al ejecutivo saliente. Isabel Díaz Ayuso sigue siendo, de hecho, su principal blanco.

Se espera que la Comunidad siga en manos del PP, pero Más Madrid podría convertirse en la tercera fuerza política de la región, gracias las luchas llevadas a cabo por Mónica García.

Augustin Pietron

Traducción : Nolwenn Klop-Tosser

Partager cet article

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email