El medio de comunicación especializado en las noticias de España

EXPRESIONISMO ALEMÁN EN EL THYSSEN, “UNA CARGA ELÉCTRICA PARA EL ESPECTADOR”

El Museo Thyssen expone por primera vez la colección íntegra de expresionismo alemán del barón en la celebración de su centenario.

El museo Nacional Thyssen-Bornemisza presenta hasta el 14 de marzo esta colección expresionista en homenaje a su fundador. Para ello, el museo ha reunido las obras de esta corriente que adquirió el barón, junto con préstamos de la colección Carmen Thyssen y de su familia.

Estas obras fueron adquiridas a pintores expresionistas alemanes que fueron purgados por el nazismo y cuyo arte fue ocultado y calificado de “degenerado” o “maldito”. El barón aseguró que el hecho de que estos pintores fueran oprimidos por el régimen nacional-socialista fue el aliciente para coleccionarlos, con el fin de hacer justicia y recuperar la memoria de los cuadros. Estas adquisiciones fueron un punto de inflexión para Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza ya que hasta entonces solo había comprado pintura antigua. Sin embargo, fascinado por la atrevida gama de colores del estilo expresionista se rebeló contra su padre y comenzó su propia colección de arte. Asimismo a de su intención de crear una colección abierta y moderna se sumó un motivo político, ya que su tio Fritz patrocinó el regimen nazi, por tanto también tuvo la intención de limpiar el nombre de la familia. Con ambos gestos inició un rumbo nuevo que lo separaba de la tradición de su saga.

La exposición está dividida de manera temática, en total encontramos 80 piezas en las que se observan nombres de grandes artistas alemanes como: ​Ernst Ludwig Kirchner, Erich Heckel, Franz Marc, Wassily Kandinsky, George Grosz, Otto Mueller o Max Pechstein. Todos ellos se fijaron en los artistas antinaturalistas como Gauguin, Van Gogh y Munch.

Se diferencian sin embargo del expresionismo del norte, más salvaje y el del sur, mucho más espiritual, pero compartiendo la misma voluntad de romper con el arte anterior utilizando concepciones arcaicas para la evolución del arte del futuro. Entre los temas que más les interesaronfueron, larelacióndelhombreconlanaturaleza,lainvasióndelacivilizaciónen la sociedad y la mezcla de la tradición y la modernidad.

El expresionismo entró por los ojos al barón porque creía que era un arte que producía “cargas eléctricas” en el espectador y eso es algo que podemos observar una vez que visitamos la exposición. El artista expresionista rompe con la pintura realista que representa la realidad tal cual es y empieza a mostrar lo que siente en su interior, manifestando el caos que se avecinaba ante la Primera Guerra Mundial. Finalmente, al terminar de visitar la muestra se comprende la sintonía entre las obras de los distintos artistas y se deja ver el punto de calidad del gusto del barón Thyssen que buscaba las mejores obras de los mejores artistas.

 

Lucía Hernández González

Partager cet article

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email